Minicrónica I Muestra Cortos Monkey

La semana pasada tuvo lugar en Maliaño la I Muestra de Cortometrajes Monkey, en la que estuvimos presentes con «Tienes que dejarlo» y «El Faro».

El eje central de la muestra era la selección de cortos que tuviesen presupuesto 0 y que fuesen de poca duración, aunque hubo algunas excepciones como pudimos comprobar.

Mucha gente y bastante calor en la taberna celta en la que se proyectaron los trabajos.

Roberto e Iván, Gobiedre films, montaron una divertida muestra en la que además de numerosos cortos cántabros y vascos, se pudieron ver algunas performances o pequeñas actuaciones, protagonizadas por actores conocidos de la región.

muestra-monkey-ambiente

Entre los asistentes estuvieron algunos de los directores de los trabajos seleccionados, así como parte del equipo técnico y artístico de los mismos.

lasaga-oliva-ruiz

Algunos cortos tuvieron problemas de sonido,  ya que dejaron de escucharse al tener alguna parte en Mono, suponemos. Aun así, las dos jornadas estuvieron interesantes y visto el éxito de esta primera edición, la organización ya está pensando en una segunda para las navidades.

Hubo votación del público los dos días, y el jueves se hizo el recuento de votos, siendo «Maridos de sangre» de Manuel Ortela Lasaga el cortometraje más votado.

«2.14» de José Luis Santos quedó en segundo lugar. Nuestros frutos secos, «Tienes que dejarlo», quedaron en la tercera posición.

La verdad es que durante la proyección la gente se rió bastante. Da gusto ver cómo reaccionan en los momentos que tienen que hacerlo y que al terminar aplauden por iniciativa propia y no por educación.

Iván aka Txutxo pudo disfrutar de la primera proyección pública de «Obama y vigilante«, aunque ya fue emitido por nuestro amigo Pelayo en Cinentérate. Hubo algún asistente que no se pudo contener las lágrimas.

Lo mejor del corto, ;), los agradecimientos.

txutxo-y-nando

Vigilante y Obama tomando algo

roberto-ruiz

Roberto Ruiz presentando los cortos

oscar-premio

Óscar Donoso, emocionado, recogiendo su mención como mejor actor

diploma-monkey

Recibiendo mi diploma por «El Faro» y «Tienes que dejarlo»

camarera

Uno de los puntos fuertes del local

txutxo-y-su-primo

El primo de Txutxo hizo acto de presencia

La única pega fue que la mayor parte de la gente tuvo que estar de pie, lo cual es un poco cansado, aparte de que la visibilidad es menor.


Crítica de «El Intercambio»

Cartel de El Intercambio

Clint Eastwood vuelve a demostrarnos que es uno de los mejores directores que hay en activo en estos momentos. En «El Intercambio«, nos propone una dirección sobria, clásica, en la que sobresalen los actores en una historia realmente sorprendente y que cuesta creer que haya ocurrido, por la gravedad de los hechos.

Angelina Jolie se erige como el buque insignia de la película, pero junto a ella nos encontramos actores dándolo todo como John Malkovich y Jeffrey Donovan. Atención a este último, ya que conforma un personaje odioso, lo cual reafirma la gran labor del director de «Mystic River«.

Jason Butler Harner también compone un personaje a destacar. Eastwood sabe rodearse de un gran equipo, eso está claro, pero también hay que saber dirigirlos.
Otro gran maestro como es Alfred Hitchcock siempre decía que trabajar con niños y animales era lo peor y más difícil del mundo, pues bien, aquí el bueno de Clint se rodea de unos chiquillos que nos dejan unas interpretaciones espectaculares.

Con un excesivo metraje, dos horas y media, «El Intercambio« nos presenta la trágica historia de Christine Collins, centrándose en ella pero dándonos otros márgenes de maniobra en los que la película fluye diversificando esa duración y componiendo una de las mejores producciones del 2008.

Una gran dirección artística nos ayuda a meternos en la historia, al situarnos en la ciudad de Los Angeles de los años 20 y 30.

En definitiva, «El intercambio« es una película que sobresale entre la mediocridad que abunda en las carteleras, y se mantiene como una gran título en una filmografía plagada de éxitos como es la del Sr. Eastwood.