Crítica de «París»

paris-cartel

El director Cédric Klapisch vuelve con una nueva película coral que se desarrolla en la capital de Francia, París.

A grandes rasgos diré que nos cuenta la historia de un joven al que le diagnostican una enfermedad con alto porcentaje de mortalidad, ante lo cual se apoya en su hermana y comenzará a observar la ciudad (y sus habitantes) con una visión diferente.


Romain Duris y Juliette Binoche interpretan a los dos hermanos protagonistas de la historia, aunque junto a ellos nos encontramos otros rostros conocidos como Mélanie Laurent y Albert Dupontel.

Pese a tener una trama interesante, Cédric Klapisch desaprovecha todo el potencial de la misma, ya que nos ofrece una serie de historias interrelacionadas que quedan desdibujadas y sin profundidad, logrando en el espectador una indiferencia grande respecto a lo que está aconteciendo. Básicamente desarrolla un par, sobre las que incide y en las que se encuentran los mayores aciertos del film pero el resto no son más que meros matices para mostrarnos lo dispar que es la vida.

Sin la magia de películas similares como «París Je t´aime» o la alegría de «Amelie«, el director de «Una casa de locos» no ofrece nada nuevo ni demasiado interesante al espectador. Solamente volver a constatar que Juliette Binoche sigue siendo una gran actriz y que pese a su edad sigue manteniendo todo su atractivo, aunque su personaje esté en un periodo de sequía sentimental debido a que ha superando los cuarenta años.

Las notas de «Après la pluie» de Erik Satie hacen acto de presencia, otorgando la capacidad emotiva que no logran obtener las imágenes por sí solas en determinados momentos.

En definitiva, «París» se presenta como una película fallida que hará las delicias de los espectadores menos exigentes y de los amantes de la «ciudad del amor».

Crítica de «Malditos Bastardos»

malditos-bastardos

Por fin ha llegado a nuestras pantallas la nueva película de Quentin Tarantino, uno de los directores más influyentes de las últimas décadas.

Ambientada en la segunda guerra mundial, «Malditos bastardos» nos presenta la historia de un grupo de soldados americanos, todos ellos judíos, que aterrizan en Francia con una única misión, acabar con el mayor número posible de nazis.

Curiosamente, los bastardos, encabezados y liderados por el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) no son los protagonistas de la historia, sino unos personajes que llevan parte del peso de la historia y a los que se recurre habitualmente, siendo realmente el protagonismo del coronel Hans Landa y del dúo femenino formado por Soshana Dreyfus y Bridget von Hammersmark, quienes planean una gran venganza (cada una por distintos motivos).

Presentada en cinco episodios, Tarantino nos muestra varias historias que conforman esta nueva joya.

El coronel Hans Landa, Christoph Waltz, se erige como la cabeza visible y destacada de la película. Su excepcional interpretación no pasó desapercibida en el Festival de Cannes, donde obtuvo el premio al mejor actor. Construida principalmente sobre unos diálogos mordaces, Landa encarna al «cazajudíos», logrando secuencias memorables como la que abre la película.

Tarantino recurre a sus referencias cinematográficas, principalmente Sergio Leone con una apertura en la que se puede leer: Érase una vez, título habitual en la filmografía del genio italiano y en la mayoría de cuentos, porque no nos olvidemos, «Malditos bastardos» no deja de ser un gran cuento sobre la segunda guerra mundial, y es aquí donde se encuentra otro de los grandes aciertos de la película, su guión, o mejor dicho, su manera de interpretar la historia y los acontecimientos, amén de unos diálogos  sensacionales.

El personaje de Landa me recuerda en cierto modo al de Ted el botones, interpretado por Tim Roth en «Four Rooms«, aunque no es ésta la única revisión de su mundo, ya que no acaban aquí sus autohomenajes. Su fetichismo por los pies, en este caso el derecho de Diane Kruger o su famosa escena de «Reservoir Dogs«, son algunos ejemplos que volveremos a tener aquí.

Todos los amantes de los grandes diálogos tendrán aquí un buffet libre en el que saciar su  hambre, ya que nos encontramos con secuencias de largo minutaje en el que la acción se basa principalmente en la palabra. A ello contribuye también el uso de los diferentes idiomas, siendo éstos protagonistas de algunos momentos realmente graciosos como la presentación del equipo de televisión italiano en el estreno nazi.

No podemos olvidarnos del resto de actores: Mélanie Laurent, Diane Kruger, Eli Roth, Daniel Brühl… y es que también como suele ser habitual en el universo tarantiniano, el reparto es coral, otorgando a cada uno de sus momentos de protagonismo y conformando un reparto perfecto.

La puesta en escena y la música son dos de los elementos que adquieren gran importancia y que obviamente aquí no han quedado huérfanos. El cine también, y es que son constantes las referencias al séptimo arte dentro de la propia historia, ya que gran parte de la misma transcurre en las instalaciones de un cine, regentado por Soshanna y en el que planeará su venganza.

Cabe destacar algunos cameos como los de Mike Myers y Enzo Castellari (director de «Inglorious Bastards – Aquel maldito tren blindado») y las voces de Samuel L. Jackson y Harvey Keitel.

En definitiva, «Malditos bastardos» vuelve a demostrar la capacidad y el talento de Quentin Tarantino, en una película que hará las delicias de sus admiradores, sobre todo de los que disfruten de su vena más literaria, ya que aquí tienen dos horas y media para dejarse llevar y vivir una experiencia única en la Francia ocupada por los nazis.

Crítica de «Terminator Salvation»

terminator-salvation

La cuarta, y esperadísima, película de la saga Terminator ya está entre nosotros. Y es que Terminator es más que una simple producción. Para la mayor parte de jóvenes de la generación de los 70 y 80, «Terminator» ha crecido con nosotros. Innovó y rápidamente pasó a ser un objeto de culto y referente de una cultura, con algunos iconos que pasarán a la historia. Además, fue el papel (junto al de Conan) que dio la categoría de estrella al hoy Gobernador de California, Arnold Schwarzenneger.

Tras una tercera parte un tanto floja, principalmente por el casting para interpretar al malo de la película, aunque a su favor he de decir que tuvo un final que remontó el mal sabor de boca que nos estaba dejando, «Terminator salvation» ha vuelto a crear ilusión en los espectadores, ya que la presencia de un actor de la talla de Christian Bale interpretando a John Connor, ya es sinónimo de calidad.

Con un aspecto diferente, esta cuarta entrega se presenta como el preámbulo y punto de partida de una nueva serie de películas que nos acompañarán durante las próximas décadas.

McG es el responsable de dirigir esta nueva propuesta. El que antaño dirigiese «Los Ángeles de Charlie» se pone el mono de trabajo y nos ofrece una secuela muy digna, en la que los principales aciertos, aparte del dúo protagonista, están en la estética y fotografía de la película.

Poco se puede decir de Christian Bale, actor ultra meticuloso que es famoso por meterse en la piel de todos sus personajes y que ya protagonizó un pequeño escándalo en el rodaje de esta misma película al ser distraído por un miembro del equipo de fotografía.

Junto al protagonista de «Batman begins» se encuentra Sam WorthingtonRogue«) quién compone un personaje bastante interesante y que conforma lo más atractivo de la entrega, robándole bastante protagonismo al bueno de Bale.

El apartado femenino está compuesto por Bryce Dallas Howard, Moon Bloodgood y Helena Bonham Carter, quienes cumplen en sus respectivos papeles sin que sea ninguno de ellos merecedor de demasiadas atenciones.

He comentado el apartado visual de la película y es que es un acierto la estética polvorienta y post apocalíptica con que se ha impregnado la producción. Rodado en Alburquerque, Nuevo México, la imagen y el estado del mundo nos ayudan a entender mejor la situación a la que se enfrentan. Tanto la ubicación subacuática en la que se encuentra Michael Ironside como la ciudad desértica y en ruinas en la que sobrevive Anton YelchinStar Trek«), quién interpreta al padre de John Connor.

El guión es la parte que queda un poco olvidada en detrimento de los efectos, y es que pese a tener una historia entretenida y mostrarnos la evolución y supervivencia de los pocos humanos que quedan, es el punto más flojo de la producción.

«Terminator salvation» no es la mejor película de la saga, y es que el trabajo hecho por James Cameron y Schwarzenegger (amén del resto del equipo técnico y artístico de las dos primeras partes) es muy difícil (por no decir casi imposible) de superar, pero nos sitúa en una posición de privilegio de cara a un futuro, ya que Christian Bale encarna a un perfecto John Connor y el nuevo estilo visual puede hacer resurgir con gran fuerza la mayor aventura contra las máquinas que nos ha dado el cine en los últimos tiempos.

Crítica de «Gordos» – Daniel Sánchez Arévalo

cartel-gordos

Obviamente no debo de ser el único que tenía muchas ganas de ver la nueva película de Daniel Sánchez Arévalo, y más, tras haber debutado con AzulOscuroCasiNegro, una de las mejores óperas primas nacionales.

Pues bien, hace ya unas semanas que pude asistir al preestreno en Santander, en el que estuvieron Daniel y la mayor parte del equipo artístico, sin lugar a dudas uno de los platos fuertes de la película.

“Gordos”, como bien definen sus creadores, es una comedia sobre los excesos y las carencias de la vida. Los complejos, las fobias, las obsesiones, los traumas, los errores, los miedos, la culpa, los deseos, las ilusiones, los retos, los compromisos, las metas, las relaciones, el amor, el sexo, la salud, la familia… La supervivencia, en el más amplio y orondo sentido de la palabra.

Daniel aprovecha las opciones que brindan las películas corales para ofrecernos un cúmulo de situaciones que nos harán reír y llorar, ya que toca la comedia y el drama en numerosos momentos del metraje, sin que la mezcla de géneros afecte al resultado de la película quedando en tierra de nadie.

Antonio de la Torre se erige como el verdadero protagonista de la historia, siendo él el que nos marca el devenir de las situaciones y el que nos mantendrá al tanto con sus 4 puntos de adelgazamiento y que deberemos seguir para completarnos a nosotros mismos y a la película.

En el apartado actoral, Sánchez Arévalo vuelve a conseguir sacar lo mejor de cada uno de ellos, si bien ya muchos son viejos conocidos del director, otros lo hacen por primera vez. En esta propuesta había una doble dificultad, y es que la mayoría de los actores tuvieron que engordar muchos kilos para poder dar credibilidad a sus personajes.

El que más tuvo que sufrir parece ser que fue el genial Antonio de la Torre, quién se dice que experimentó un incremento de 33 kilogramos. Sea cierto o no, su aspecto es realmente impresionante.

Poca gente va a descubrir ya lo buen actor que es el malagueño, pero en “Gordos” tienen una nueva oportunidad para corroborarlo.

Raúl Arévalo, Verónica Sánchez, Teté Delgado, Roberto Enríquez, Roberto Álamo, Pilar Castro o Fernando Albizu son algunos de los protagonistas que aportan credibilidad a la historia y que forman parte de ese universo creado alrededor de la terapia.

No me quiero olvidar de Leticia Herrero, a la que todo el mundo está poniendo por las nubes, y no es para menos. Aparte de haber tenido que hacer una transformación física tan considerable como la de Antonio de la Torre, la actriz debutante logra una interpretación que la convertirá en un rostro cada vez más escogido en el cine español. Su doble vertiente (cómica y dramática) hace que sus secuencias con Raúl Arévalo sean parte de algunos de los momentos más delirantes de la película.

“Gordos” confirma a Daniel Sánchez Arévalo como uno de los directores más interesantes del panorama actual, capaz de crear grandes momentos y de sacar lo mejor de sus actores.

Pese a todo esto, “Gordos” no se hace tan llevadera como su ópera prima, ya que hay algunas partes que se hacen algo lentas, lo cual es más fácil de observar al saber que vamos a ver cuatro partes presentadas por el gran maestro de ceremonias (y programas de televisión) interpretado por Antonio de la Torre.

“Gordos” guarda muchas semejanzas con su anterior película, lo cual no deja de ser algo normal en la evolución de este director que seguirá dando mucho de que hablar.< ><–>

Abiertas Votaciones Público Notodofilmfest

Ya han comenzado las votaciones para el premio del público del Notodofilmfest.

El sistema es muy sencillo, hay que seleccionar 5 cortometrajes y a continuación meter la dirección de correo electrónico. Acto seguido os mandan un mail en el que hay que pinchar el enlace que viene en el mismo para confirmar el voto.

votacion notodofilmfest

Entre los finalistas se encuentran los dos cortos que presenté, «Dejado» y «Tienes que dejarlo».

Así que si os gustan y podéis, votadme.

La dirección es http://www.notodofilmfest.com/ y en la parte superior pone VOTACIONES.

Gracias.

Hoy viene la noticia en El Diario Montañés pero parece que ha habido alguna errata ya que no nombran los cortos, ni al director. Por si alguno quiere leerlo solo tiene que pinchar aquí.

**PD: El número que viene en los cortos es el código de registro no el número de votos que llevan.

Producciones AOR en el Notodofilmfest

Si bien el otro día recibíamos la noticia de que «Dejado» era finalista, hoy comprobamos que «Tienes que dejarlo» también lo es.

A partir de ahora serán vistos por los miembros del jurado: Joaquín Reyes, Jaime Rosales, Gracia Querejeta, Javier Fesser, Luis Berdejo, Alberto Rodríguez y Nacho Vigalondo, director del festival.

«Dejado» se enmarca en la categoría de triple destilación, de 30 segundos de duración, y «Tienes que dejarlo» en la general de esta VII edición del prestigioso Notodofilmfest, festival de cortometrajes en Internet.


Tienes que dejarlo

Link.


Dejado

Link

Por otra parte hoy viernes terminó el plazo de la categoría «Una película de…«, que consiste en continuar y dar forma a un pie de acto que propone una persona de relevancia. Este año ha sido José Luis Borau el encargado de darnos la premisa.

Desde hace unos días se puede ver «El Faro», cortometraje protagonizado por Iván Bezanilla, Esther Hernández, Consuelo Caravilla y Fernando Ruiloba.

El pie consiste en que una chica menor de edad se fuga con su novio y van a pasar la noche a una residencia. Una vez allí la chica desaparece y el chico llama a la policía, quién a su vez llama a los padres de ella. Nosotros teníamos que desarrollar la historia dando las causas y motivos.

Guión: Josu Díaz
Dirección: Álvaro Oliva
Música: José Antonio Serrano

Sinopsis: Cuatro entrevistas, una mentira.


El Faro

Link a la web: http://www.notodofilmfest.com/index.php?corto=17576 por si queréis dejar ahí comentarios etc.

Fotos rodaje de «Tienes que dejarlo»

Como suele ser habitual, os pongo algunas fotos del rodaje del cortometraje «Tienes que dejarlo».

La mayoría corren a cargo de Alfonso Palacios.

Por si alguno todavía no lo ha visto (mal hecho), podéis hacerlo aquí.

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
Silencio, se rueda – Foto: Marta García

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
María Castillo en sesión doble

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
Alvaro Oliva con los cascos

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
El adicto a los frutos secos, Pedro Morales

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
«Rafa y Elena» – Foto: Dardo

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
Fotógrafo fotografiado (Dardo) y servidor

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
Dando instrucciones

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
¿De que se ríen?

Rodaje corto - Tienes que dejarlo
Foto de familia del rodaje