Érase una vez Santander.

null

null

Ayer tuve la oportunidad de ver uno de los mayores espectáculos musicales que hay actualmente. Y no me refiero al show del «Boss« (que también pude ver) ni a «sus majestades satánicas«, sino al genuino e inimitable Ennio Morricone.

Doscientas personas (que se dice pronto) dirigidas por el creador de más de quinientas bandas sonoras y partituras (que aquí podéis comprobar) y que ayer, en el día de su cumpleaños, tuvimos el placer de poder escuchar una selección de sus temas más conocidos.

A cada uno de nosotros nos hubiese gustado elegir el repertorio, ya que unos somos más de «Ã‰rase una vez en América« que de los Westerns, otros más de «Cinema Paradisso« que de «Los intocables« etc, pero cada uno de los 4000 espectadores , que más o menos hubo en el Pabellón de los Deportes, salió entusiasmado.

Es curioso cómo en el día de su cumpleaños, el regalo nos lo hizo él a nosotros. Esperemos que cumpla muchos más y nos pueda seguir deleitando con su sello en muchas más ocasiones.

Para los que no pudisteis asistir, os pongo un par de videos para que veáis lo que os perdisteis.

The Ecstasy of gold (y para los que sean fans de Metallica ya ni os cuento)

Gabriel´s oboe (otro momento de piel de gallina)

Y por último, aunque en el concierto fue el segundo de los temas, el impresionante «Deborah´s theme» perteneciente a «Once upon a time in America«.
El video es un homenaje del 11-S que utiliza este tema.

Solamente por estas tres joyas mereció la pena haber asistido a algo que lamentablemente no creo volvamos a ver.

Aquí tenéis la crónica de El Diario Montañés. Aunque tiene un fallo al atribuir «La misión» a De Palma en vez de a Roland Joffé. El titular de la noticia es este: «Ennio Morricone regaló la banda sonora de su vida en un espectacular concierto«.

Sobre el Autor: admin

9 comentarios a “Érase una vez Santander.”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. Fer Ganzo - 11 noviembre 2006 en 20:36

    Si, un espectacular concierto en un lugar que no está a la altura. Estamos gobernados por imbéciles y lo demuestran en cada acto, como traer a morricone y ponerle en un lugar que para poner a bustamante o a cualquier imbécil vale, pero no a algo que requiera una mínima importancia de la acústica.

    Afortunadamente, poder disfrutar del repertorio de Morricone valio la pena, y es que era una cita ineludible, pero lo dicho, el mundo está lleno de mamones y muchos de ellos ostentan cargos públicos.

  2. Lasaga - 11 noviembre 2006 en 20:43

    Totalmente de acuerdo con Ganzo, pero el milagro se cumplio y vino.
    Si no fuese por lo incómodos que eran los asientos y la acústica no era la apropiada (aunque mejor de lo que esperaba), la magia del maestro nos hizo olvidar por instantes la panda de incompetentes de la que estamos rodeados y nos dejo saborear el talento de otros que nos quedan algo más lejos.

  3. Fer Ganzo - 11 noviembre 2006 en 20:45

    Sí, es cierto, yo me esperaba el sonido peor, afortunadamente pudimos apreciar a un nivel bastante aceptable las mejores composiciones de Morricone, que si bien fue especialmente rompedor e innovador en los westerns de Leone, la calidad y emotividad de bandas sonoras como la de Once upon a time in america cautivan a cualquiera. Uno de los grandes.

  4. JLS - 13 noviembre 2006 en 15:22

    Por cierto, además del que dice Álvaro hay otro error en la crónica de El Diario Montañés que hace dudar si el periodista verdaderamente estuvo en el concierto (al menos en su inicio) o simplemente leyó el programa y le contaron el resto: empieza la crónica diciendo que el concierto empezó con Los intocables «a golpe de fanfarria». Pues hombre, el concierto, tal y como indica el programa, empezó con Los intocables, sí, pero no con el tema principal, que es el de «tipo fanfarria», sino con otro fragmento mucho más oscuro y siniestro, que no suena a fanfarrias precisamente…

  5. mendas - 14 noviembre 2006 en 16:29

    Puto amo ennio!!!
    yo estuve alli y puedo decir q fue espectacular.no creo q lo vea nunca mas pero el recuerdo siempre estara en mi memoria.

  6. diario montañés - 15 noviembre 2006 en 19:27

    Creo que escribir una crónica en media hora después del concierto, porque se cierra la edición del periódico, no está al alcance de cualquiera. Y tener un lapsus (La misión dirigida por De Palma, cuando ya sé que es cosa del británico Roland Joffé) no es tan grave. Ya dijo Frank Sinatra aquello de ‘Something’ es la mejor canción de Lennon y McCartney (cuando como sabéis que es de Harrison). Sí, estuve en el concierto y llegué cuando tacaba la orquesta ‘Érase una vez en América’. Me perdí ‘Los intocables’) esta sí, de Brian de Palma. Vaya un drama, no. Fijaros si estuve que en el programa no venía ‘Here’s to you’ de Sacco y Vanzetti y tengo la mínima cultura musical de reconocerla (la cantó Joan Baez para le película ¿no?). Conozco críticos El País o El Mundo que ponen títulos de temas que no se han tocado, vale, como el difunto Xabier Rekalde que se pasaba casi todo los conciertos en la barra de la cafetería del teatro o auditorio. Por cierto, entrevisté a Morricone unos días antes del concierto. Disfrutad de la vida.

  7. Administrator - 16 noviembre 2006 en 13:05

    Me ha sorprendido que nos hayas visitado (diario montañés) y entiéndo que sea dificil escribir la crónica antes de que cierren el periódico. Es más, tenía las dudas de si saldrían las fotos etc en el Diario del día siguiente ya que a veces sale dos días después por falta de tiempo.

    Los lapsus se entienden, solo que cuando lo leí me cantó bastante y decidí hacer referencia a este hecho, pero bueno sin ánimo de ofender, ya que sino me hubiese gustado la crónica no hubiese puesto el enlace.

    Que suerte tuviste al poder entrevistarlo. ¿Qué tal es en persona?

    Lástima que a Basil Poledouris ya no se le pueda hacer ninguna. ¿Has podido leer la que le hicieron los de BSOSpirit?

    Un saludo.

  8. Sentencia - 16 noviembre 2006 en 15:29

    Yo también vi el concierto que me entusiasmó pues he estado escuchando a Morricone toda mi vida. Me desplacé desde Zamora.

    Al final, pude conseguir un autógrafo del Maestro que, aunque no salió a firmar, pudimos pasarle la carátula de un disco.

    Quería decir que los vídeos que se ponen aquí no pertenecen al concierto de Santander sino al Arena Concerto si no me equivoco o bien al que dio en Munich. Lo digo porque la presentación de estos vídeos puede dar lugar a confusión como si fueran los de Santander.

    Lamento que no llevara yo alguna cámara para tener un recuerdo del concierto pues estaba prohibido. Lo lamento porque había personas que lo estaban grabando en vídeo. Al final, suele ocurrir que los que siguen las normas no se llevan el gato al agua.

    Gracias Morricone.

    Un saludo.

  9. Administrator - 16 noviembre 2006 en 23:37

    Hola Sentencia,

    La verdad es que fue una pasada.

    Los videos son del concierto de Munich, es cierto que pueden dar pie a confusión, pero bueno la cosa era mostrar de lo que es capaz en directo.

    En youtube ya se pueden encontrar muchos videos del concierto de Santander para que el que quiera pueda comprobar cómo fue.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Introduce codigo: