El último beso

La última película de Gabriele Muccino nos llega con cierto retraso, ya que fue estrenada en 2001, pero las cosas buenas se hacen esperar y este es un claro ejemplo.

Las películas que entrelazan historias de varios personajes siempre me han gustado y aquí nos centra el protagonismo en cuatro amigos y en todos los problemas y conflictos que les surgen debido a la relación con sus parejas, y con el sentimiento de cómo están viviendo sus vidas y que deben hacer con ellas. La edad es algo que importa bastante y vemos las pequeñas diferencias que existen a la hora de tomar decisiones y en el modo de pensar que hay entre los protagonistas, que rondan los treinta, una joven de dieciocho y la madre de una de las protagonistas que ronda los cincuenta.

La película recibió el premio del público en el festival de Sundance de 2002 y también cuenta con cinco premios David de Donatello entre los que destaca el premio a mejor dirección. Este premio se refleja en la buena dirección de actores y en una fresca planificación y estilo, en el que abundan los movimientos de cámara, que se hacen fluidos, encadenando situaciones y en el uso del salto de eje, justificado claramente y varias veces, en la charla de la madre protagonista con su ex amante.

Otro aspecto a destacar es la banda sonora, tanto la creada por Paolo Buonvino como las canciones que aparecen.

En definitiva es una película cómica que combina el drama por las situaciones y las reflexiones que propone muy destacable y que lamentablemente no estamos acostumbrados a ver en las carteleras. Tengo que decir que cuando vi el trailer no me interesó demasiado y que no creo tenga mucha taquilla junto a todas las producciones de Hollywood, pero para todos aquellos que busquen otro tipo de películas, «El último beso» es una buena elección, que supongo agradecerán.

Sobre el Autor: admin

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Introduce codigo: