Crítica de «Super 8» – Estrenos

cartel_super8

El Rey Midas de la televisión, J.J. Abrams, se une al Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg, y nos dejan como regalo «Super 8«, una película homenaje a las producciones ochenteras del director de «Parque Jurásico».

«Super 8» recuerda principalmente a uno de los films que más marcaron a una generación: «Los goonies». En esta ocasión el producto final no resulta ser tan entrañable ni tan redondo como lo fue la película de Richard Donner, pero hará las delicias de todos aquellos que quieran recordar los buenos momentos de la juventud. Otro clásico al que se le pueden sacar muchas semejanzas es «E.T», aunque en esta ocasión la criatura no sea tan simpática y entrañable como la que conocieron Eliot y compañía.

Ambientada en un pequeño pueblo de Ohio, «Super 8» nos presenta a un grupo de jóvenes cineastas que mientras graban una película se ven envueltos en un choque de trenes. Pronto descubrirán una conspiración con trama extraterrestre.

Abrams logra sacar partido a un reparto juvenil espectacular entre los que destacan la intérprete femenina Ellen Fanning, hermana de Dakota Fanning (La guerra de los mundos) y Joel Courtney. Ambos forman la pareja protagonista. Mucha gente comenta dos de las escenas de Ellen, en las que se come la pantalla. La primera, cuando ensayan en la estación antes del accidente y la segunda cuando la dicen cómo interpretar a una zombie. El resto de la pandilla también tienen sus momentos, como los protagonizados por el pirotécnico Ryan Lee o el orondo director de la película de terror, Riley Griffiths.

Aparte de las vivencias y de los obstáculos que tienen que resolver, la pandilla de amigos pondrán a prueba su amistad y sentirán lo que es el primer amor.

Los adultos ceden parte del protagonismo y las dos figuras más representativas corresponden a los padres de Ellen y Joel, correctamente interpretados por Ron Eldard y Kyle Chandler respectivamente, así como Noah Emmerich encarnando al malévolo Nelec.

«Super 8» tiene partes que nos recordarán a anteriores producciones de Abrams como «Perdidos» y los videos de la iniciativa Dharma o «Monstruoso».

El compositor Michael Giacchino (Up, Perdidos) vuelve a dejar una muestra de su clase.

Otro de los momentos cumbres se produce en los títulos de crédito, ya que nos enseñan el resultado de la película que han estado grabando los protagonistas (gran homenaje a George A. Romero).

Pese a todas las virtudes que tiene «Super 8», no dejamos de sentir que podría haber llegado a más. Es decir, hay muchas partes que no logran cumplir nuestras expectativas (sobre todo las partes con el monstruo) y nos produce una sensación de más a menos. El final está un poco cogido por los pelos pese a tener momentos emotivos.

En definitiva, «Super 8» hará las delicias de todos los nostálgicos, de todos aquellos que alguna vez han grabado películas caseras y de los que les gusta el cine familiar. No sabemos todavía si  será una de las películas del año, pero Abrams y Spielberg son dos pesos pesados que saben lo que se hacen.

Sobre el Autor: Alvaro

Blog del director cántabro Álvaro Oliva. Aquí encontraréis información sobre sus trabajos (cortometrajes, documentales, videoclips, eventos sociales, publicidad etc) así como críticas de películas, crónicas y demás artículos. Para cualquier consulta: alvaroolivafilms@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Introduce codigo: