Crítica de «Siete Almas»

cartel de siete almas

Will Smith y Gabrielle Muccino se embarcan en una nueva aventura cinematográfica después del gran éxito que supuso «En busca de la felicidad», que incluyó una nominación al Oscar para el protagonista de «Soy leyenda».

Pues bien, en esta ocasión no han tenido el mismo éxito ya que la película deja mucho que desear.

Tras un planteamiento interesante y un trailer que engancha, la realidad es muy distinta. Con un excesivo metraje en el que nos cuentan las vivencias del atormentado Ben Thomas, Muccino nos va descubriendo el por qué de sus buenas acciones, al tiempo que nos profundiza en la historia que protagoniza la casi siempre solvente Rosario Dawson.

Obviamente entre ellos surgirá el amor, lo cual se coloca el peso de la cinta a sus espaldas mientras nos salpica con retazos de pequeñas historias, a veces mínimas, que completan ese pack de almas que parece necesitar el bueno de Smith.

No es que esté mal rodada, ya que Muccino sabe lo que hace y se ha reunido de un gran equipo de profesionales, pero aun así y pese a lograr conmover a los espectadores más sensibles, «Siete almas« dejará insatisfechos a la mayoría, ya que por momentos se hace pesada y no tiene la fuerza de su anterior colaboración.

La fotografía, la música, Smith y Dawson son los puntales de esta producción insípida que nos embaucó con un trailer y unos ingredientes más que interesantes.

A la tercera va la vencida.

Sobre el Autor: admin

3 comentarios a “Crítica de «Siete Almas»”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. juankoeman - 3 marzo 2009 en 0:49

    SPAM del BUENO : Visita mi direccion de correo y deja mensajes en mi direccion de messenger, se agradecerlo de lo lindo con comentarios disparatados a la vez que carentes de sustancia y contenido como es este caso.

    Sevend Pounds a pesar de tener solo mitad de peli buena ( la primera), es recomendable para todo cinéfilo tontorron romántico. Despues de mostrar el sueño americano de una manera tediosa, en el q solo los smith se salvaban ( padre e hijo), Muccino nos trae un lúnatico con remordimientos y con ganas de mojar antes de untar la tostada. El problema reside en que nos muestra mas el ritual de untar que la tostada en si.

    Momento arcoiris de la peli: la camiseta color salmon durante la lluvia.

    Momento espléndido: Tu al leer esta, mi frase final de comentario.

    Un Bso (chiste de marcada tendencia cinefila)

  2. Adelita de las Pistolas - 3 marzo 2009 en 15:10

    Perfecto, entonces debere verla!

  3. Miguel Ángel - 4 marzo 2009 en 17:27

    La fotografía me ha gustado mucho, de lo mejor junto con Australia, pero la película para mí es de lucimiento personal de Will Smtih como una empresa y marca, que desde hace tiempo se nos vende.

    No hay más que ver los últimos carteles de las películas de Will Smith. Eso sí, con la entrevista del hormiguero nos ganó a todos, porque lo que me pude reir viendo como cantaba canciones del fary.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Introduce codigo: