Crítica de «John Rambo»

Sylvester Stallone regresa con otro de sus míticos personajes para deleite de todos su fans, y lo que a priori podría parecer una película absurda, se convierte en un festín para todos los admiradores del ex-boina verde y aficionados al cine de acción.

Filmado con buen pulso, Stallone nos ofrece una película bien construida, que puede tener su mayores detractores en lo que el guión se refiere. Está claro que nadie va a buscar temas muy profundos en «John Rambo«, pero sí que se sorprenderán con una película muy bien rodada, con un personaje creíble que logra encontrarse a sí mismo y que entiende cual es su naturaleza, y con una muestra de la violencia sin edulcorantes ni miramientos.

El propio director ha tenido que explicar que es normal que la película tenga altas dosis de sangre, ya que la guerra es así, y si pretendes mostrar cual es la realidad y lo que conlleva, es necesario que se vea. De ahí que «John Rambo« sea una de las películas en las que más muertes hay (y de las más realistas) de la historia del cine.

La vida de este atormentado personaje transcurre con normalidad, alejado de las grandes urbes, en lo profundo de Tailandia, cazando serpientes y pescando. Un día llegan unos misioneros pidiéndole que remonte el río con su barco hasta Birmania, país que está en guerra.

Tras una primera negación, una de las misioneras logra enternecer al rudo guerrero y consigue que les lleve a su destino. En el transcurso ya se nos muestra lo que vamos a encontrarnos, con un John Rambo en plena forma.

Stallone nos ofrece desde un inicio la situación de Birmania, y los genocidios que se están llevando a cabo en dicho territorio. Con cierto parecido a «El cazador« de Michael Cimino, Sly nos muestra la manera de divertirse de los militares birmanos, y cómo apuestan con la vida de los pobres aldeanos.

Sin duda una secuencia bastante asombrosa.

Como todos supondréis, al grupo de misioneros les ocurre una desgracia y John se verá envuelto en el rescate junto a un grupo de mercenarios.

Vivir por nada, morir por algo «“ es una de las perlas de John, motor que le hace demostrarse a si mismo quién es y cual es el camino que debe tomar.

Varios flashbacks nos hacen un breve repaso de la trayectoria y del sufrimiento de Rambo, para deleite y refresco de nuestras memorias.

El rescate y posteriores secuencias conforman un «tour de force« en el que las balas harán retumbar la sala de cine, convirtiendo a Rambo en el héroe que nunca dejó de ser.

En definitiva, Sly vuelve a retomar uno personajes dotándolo de significado y creando una buena película, de la que disfrutarán todos aquellos que vayan al cine sin miedo, con ganas de pasarlo bien y dispuestos a ver un festival de violencia, en este caso, bien justificada.

Y por si quieren más, Stallone nos deja una puerta entreabierta con ese final redentor.

Sobre el Autor: admin

12 comentarios a “Crítica de «John Rambo»”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. carlos polo - 11 marzo 2008 en 19:43

    Si…yo también crecí con Rambo…yo también casi lloro cuando me enteré que había una nueva parte…si, yo compré las entradas varios días antes…pero al salir del cine no sabía qué hacer, qué sentir:

    Por un lado, las escenas míticas de John andando por la carretera con la bolsa a la espalda, o saber que va a ir a donde sea a pegar mamporros aunque al principio se haga de rogar…pues me hicieron volver a sentir aquella magia.

    Por otro lado, esos saltos de etalonaje, esos amagos de escenas de combate, ese Rambo que para rodar la escena en la que huía de la bomba necesito 25 extras, ese argumento sin pies ni cabeza (menos de lo habitual)…pues me hicieron por desgracia darme cuenta de una cosa: lo mayor que me estoy haciendo….honestamente…no quiero crecer.

  2. txutxo - 12 marzo 2008 en 1:19

    John rambo es la repoya………..rezando para un Demolition man 2

  3. Administrator - 12 marzo 2008 en 1:24

    jeje un demolition man 2 no, pero un «Máximo riesgo 2» sí que vas a tener.

  4. arturo - 12 marzo 2008 en 10:51

    Si mis neuronas no me fallan(probablemente si)Alvaro¿maximo riesgo era la peli en la que sly es un avezado montañero que se va cargando gente en los dolomitas?

    Es verdad eso de la 2 parte?si es asi que empiezen a rezar los extras ya que alguno podria acabar despeñado,Stalone no tiene condicciones hoy en dia ni para subirse a las rocas del camello(pintoresca playuca santanderina)pero ya se sabe poderoso caballero es don dinero

  5. Administrator - 12 marzo 2008 en 17:07

    Exacto Arturo, «máximo riesgo» nos mostraba al rudo Sly escalando montañas con una camiseta (que no era de las «Damar») rescatando maletines de dinero y superando un trauma.

    Hace poco empecé a verla en Telemadrid, jeje. Salía la chica de Doctor en Alaska (que chica más guapa).

    Sí, parece que es cierto. Que en los próximos proyectos de Stallone está hacer la segunda parte y un remake de una película que protagonizó burt reynolds, pero que no recuerdo el nombre.

    En John Rambo no se quita la camiseta pero sigue estando en forma. Solo hay que ver los entrenamientos de «Rocky Balboa». En youtube creo que hay varios videos, y para la edad que tiene, el cabrón se conserva bastante bien. Aunque desde el rodaje ya ha pasado un poco de tiempo.

    No obstante para eso están los extras y los retoques digitales.

    Que si no nos acordamos, Arnold en Terminator 3 estaba más cachas «digitalmente» que en Conan o T1.

    El camello, gran playa santanderina.

    Un abrazo.

  6. La Cobaya Humana - 13 marzo 2008 en 16:22

    Yo también disfruté lo mío viendo John Rambo. Stallone tiene cientos de detractores a los que si les preguntases el verdadero motivo razonado de porqué no les gusta como actor o director, la mayoría no sabrían que contestar. Cierto es que no estamos hablando de un director como Jean Luc Godard o un actor como Marlon Brando. Pero vaya…creo que hay mucho niñato primerizo al que se le está alabando y en realidad no llega ni a la suela de los zapatos de Sly.

  7. Administrator - 13 marzo 2008 en 17:44

    Cierto es, y no hay que olvidar que es junto a Charles Chaplin y Orson Welles el único que ha sido nominado al Oscar como mejor actor y escritor en una misma edición.

  8. carlos polo - 13 marzo 2008 en 18:30

    Si, todo eso es cierto pero…dejando atrás la nostalgia…¿de verdad creéis que la película ha estado a la altura teniendo en cuenta que se ha esperado por ella 20 años?…yo no lo tengo tan claro.

  9. Administrator - 13 marzo 2008 en 20:10

    Sí, prueba de ello es que las anteriores son peores.

    No llega al nivel de «Rocky Balboa», que es mejor vuelta de página y cierre de personaje que ésta (aunque para gustos los colores), pero creo que «John Rambo» es una más que digna película que nos reencuentra con un personaje memorable y que para los años que tiene, nos deleita con una carnicería bastante curiosa para posteriormente hacer una excursión a su rancho natal, propiedad de R. Rambo (Ramón Rambo como decíamos nosotros en el cine).

  10. Cristóbal - 14 marzo 2008 en 1:56

    Buenas,
    la verdad es que no quería meterme en este escrito pero creo que los comentarios cada vez van a más. Creo que debemos separar el que nos guste más o menos una película, o un actor, con la calidad de los mismos.

    Respeto, por suspuesto, vuestras opiniones, pero de ahí a compararlo a Chaplin o Welles hay todo un mundo que los diferencia y menos esta última de Rambo he visionado las que habéis mencionado y aparte de mucha «acción» tampoco le veo demasiado más y en fin, me está picando la curiosidad por ver ésta pero si es peor que la última de Rocky la verdad es que no me quedan muchas ganas. Incluso ultimamente uno de los mayores fans de Stallone que he conocido, y que es ajeno al sector audiovisual, me confesó que esta última le decepcionó por completo. No sé, quizá debamos ser más críticos con lo que vemos… o quizá me equivoque yo, todo puede ser.
    Salud!

  11. El Chico Morera - 14 marzo 2008 en 2:49

    En cuanto a lo de compararlo con Chaplin y Welles, y guardando mi opinión al respecto, no va ningún mundo. Si tienen algo en común son comparables, y Stallone fue la tercera persona tras estos dos genios, en estar nominada a 3 “oscares” consecutivos (también me guardo mi opinión en cuanto a los oscars). Otra cosa es que realmente estén al mismo nivel. A mi Sly es un tipo que siempre me ha caído bien, y además me trae muchos recuerdos. Pienso que el hecho de verse encasillado por su físico en películas de acción le ha creado la fama que ahora tiene y de la que le va a costar deshacerse, si es que tuviera intención de hacerlo. Por otra parte parece que si una película no es un “drama” (utilizando mal la palabra “drama“ y refiriéndome a películas en las que el sentimentalismo es la base) no se la toma en serio.
    Yo pienso que el mayor logro de un director es conseguir lo que se propone, y me da la sensación de que Stallone lo a logrado tanto con Rocky Balboa como con Rambo.

  12. Administrator - 14 marzo 2008 en 11:33

    No es que quiera comparar la calidad de Sly con la de Welles o Chaplin, pero las estadísticas y la historia está ahí. Por supuesto que Stallone está por debajo de ellos, que duda cabe, pero no es tan mal actor ni director como muchos lo pintan y pretenden hacernos creer.

    Si fuese tan malo no estaría en ese circulo de nominados/estrellas de cine. Se habría muerto del asco hace ya muchas décadas.

    Un ejemplo de que también sabe actuar y con el que sorprendió hace ya bastantes años fue «Copland».

    Stallone es un tío muy listo y muy coherente. Solo tenéis que ver algún documental y lo podréis comprobar.

    Y que conste que no es ni uno de mis actores ni directores favoritos, pero no quita para que le defienda.

    Y lo bueno de «John Rambo» y de «Rocky Balboa» es como dice El chico Morera, que consigue lo que propone (y sin engañar a nadie). Y cuando un director logra lo que prentende y además satisface al público, y gana dinero, ha conseguido todos sus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Introduce codigo: