Crítica de Borat

Borat

A veces me ocurre que cuando se pone tan bien a una película y crea tantas expectativas luego te pase factura. Esto es lo que me ha pasado con «Borat«.
Es cierto, que no todo el mundo la ha puesto bien, hay muchas partes que la tachan de ser de todo menos una película. La verdad es que es un inteligente falso documental que nos muestra las vergüenzas del país más poderoso del mundo y cómo reaccionan ante las personas diferentes y también cuando se ríen en sus narices.

El reportero Borat nos hace una breve presentación de su país (Kazajistán), incluyendo gags de todo tipo mostrándonos por donde van a ir los tiros en lo que queda de metraje, y nos informa de que se va a ir a los Estados Unidos para hacer un reportaje sobre el modo de vida y la cultura de esta potencia mundial, para luego poder adoptarlo en su nación.

Una vez aterriza en América, comienza el carnaval de este cómico y showman que nos muestra los distintos recovecos de la geografía y sociedad estadounidense.

Tiene escenas y gags muy ingeniosos y divertidos, pero como en todas las balanzas en el otro extremo nos encontramos con partes que bien podrían haber sido eliminadas o en su defecto mejor elaboradas, ya que bajan el nivel y pueden llegar a sacar al espectador.

En definitiva «Borat« se presenta como un espectáculo donde la controversia, la trasgresión, el chiste fácil y hasta el amor tienen cabida y que hará pasar un buen rato a los espectadores con un sentido del humor medio y que no se escandalicen fácilmente.

Sobre el Autor: admin

5 comentarios a “Crítica de Borat”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

  1. Andresillo - 4 diciembre 2006 en 18:03

    «pero como en todas las balanzas en el otro extremo nos encontramos con partes que bien podrían haber sido eliminadas o en su defecto mejor elaboradas, ya que bajan el nivel y pueden llegar a sacar al espectador».

    … como por ejemplo …

  2. Administrator - 4 diciembre 2006 en 18:27

    hola Andresillo,

    pues no quería hacer Spoilers ya que luego la gente se cabrea, pero si te pones así… la tan alargada escena de la pelea en el hotel desnudos. En parte está bien porque es el detonante de su enfado, ya que el productor mancilla a Pamela y al propio Borat al ponerse a… con la revista, y esto da pie a una excesiva lucha que termina con el típico gag de un personaje o varios desnudos por un hotel ante las alucinadas miradas del personal del mismo, concluyendo en un salón de conferencias, algo que también hemos podido ver en “Jackass 2” por citar un ejemplo reciente.

    El llevar al oso en la furgoneta también es gratuito, sí, viene de que al no darle un arma por ser extranjero se va a por un animal de defensa y en vez del típico perro, se compra un oso!!!! Para poder hacer unos chistes de sustos de la población cuando se acerca al coche. Ya puestos podían haber comprado a “Hanibal Lecter” y tenerle ahí encerrado y que sacase la cabeza con su máscara. No sé, son cosas que están bien pero no son nada del otro mundo.

    Lo de Pamela en la firma de discos es un poco cutre. No sé si ella estaría compinchada, supongo que sí, porque me extraña que los servicios de seguridad fuesen tan malos y tan suaves, que hasta que no le pillan en el aparcamiento no le hacen nada.

    La secuencia del tío al que le cuenta chistes, podía haber dado más de sí, no tienen mucha gracia. La conversación con las feministas también tenía más juego del que lograron sacar, mmmm bueno creo que ya es suficiente jeje que no me apetece ponerme a hacer un análisis de todos los gags e ir dando mi opinión sobre si este está conseguido o si este flojea.

    Espero que con estos te haya servido.

    Un saludo.

  3. Rosenrod - 4 diciembre 2006 en 23:55

    Tienes toda la razón: la escena del hotel es más propia de «Jackass», y baja enormemente el nivel de la película. Aún así, una joyita. De las experiencias más flipantes que he vivido en una sala de cine en los últimos tiempos.

    Un saludo!

  4. Andresillo - 5 diciembre 2006 en 15:12

    Hola,

    Sí, intuía perfectamente que eso iba en buena medida por la escena del hotel. De hecho he leído alguna opinión similar en un par de medios más y no termino de estar de acuerdo. Es evidente que la escena sí incide en el desarrollo de la trama y, una vez concluida, lleva a la expedición a tocar fondo y a Borat a sus momentos más bajos (aunque difícilmente dramáticos teniendo en cuenta cómo es el personaje en cuestión). Es decir, el hecho de que la escena sea totalmente excesiva – que lo es – y de pésimo gusto no tiene que restarle valor necesariamente. Particularmente la sitúo en el Olimpo de grandes peleas de la historia del cine, junto a la no menos gratuita de They Live (John Carpenter, 1988). Algo así como una evolución lógica.

    He de reconocer que no he visto “Jackass 2”, por fortuna. De manera que todavía no me parece el típico gag. Pero a pesar de que la materia prima pueda ser la misma no creo que haya que meterla en el mismo saco, ya que muy posiblemente cuando en Jackass suceda tal cosa posiblemente yo ya esté dormido. Prejuzgo esto en función del sopor que me causaba la serie televisiva. Precisamente ese me parece uno de los grandes valores de Borat, el poder manejar un registro tan sobrado como el de Jackass pero llevándolo a algún sitio, abriéndole puntos de fuga. El resultado a mi entender es un tipo de cine fresco e innovador, no sólo por las influencias que consigue aglutinar de manera coherente sino porque con la tecnología cinematográfica que había hasta hace poco simplemente no era sido posible hacer algo así.

    En cuanto a tu posterior disección de los gags… pues hombre, esté de acuerdo o no, hay que señalar que toda película de humor que se precie tiene sus grandes golpes y luego sus golpecillos secundarios, más aislados. De manera que ese análisis pormenorizado que planteas puede aplicarse a cualquier película de este género, incluyendo cualquier gran título. Si con ello pretendes decir que Borat no es el súmmum de la perfección, la gran obra cumbre de la humanidad, pues no te voy a quitar la razón. Porque realmente no soy capaz de poner un 10 a una película sin que en ello participen mis filias personales. Dicho lo cual, Borat me parece una de las mejores películas de este año y una de las grandes películas del humor en general. Ser un buen bufón es algo mucho más difícil de lo que parece y aquí está el nuevo y difícilmente alcanzable listón.

    (Esta última frase me ha quedado un poco periodista, disculpen). Saludos!

  5. freddyvoorhees - 7 diciembre 2006 en 19:42

    Ciero que hay partes que bajan el nivel (la pelea entre ellos que señalas es uno de ellos), pero no recuerdo peli alguna con la que me haya reído tanto en años y aparte la mencionada escena tiene cierta justificación como apunta Andresillo…

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Introduce codigo: