Bon Voyage

Jean-Paul Rappeneau («Cyrano de Bergerac», «El húsar sobre el tejado»)dirige esta comedia de enredos enmarcada en la Francia de 1940. Bajo el contexto de la ocupación y el avance de las tropas de Hitler, los personajes interpretados por Isabelle Adjani, Virginie Ledoyen, Yvan Attal, Gerard Depardieu y Peter Coyote interactúan constantemente.

La dirección de Rappeneau está muy presente en la película, ya que los actores, el diseño de producción, el guión están muy cuidados. Si a todo esto le sumas 5 buenos actores, el resultado es bueno. La película ha sido seleccionada por la Academia francesa para que les represente en los Oscars. Particularmente me ha gustado, pero pese a tener buenos ingredientes, no es una película que recordaré mucho tiempo.

El inicio está marcado por Viviane (Adjani) una actriz que utiliza su fama y su belleza para hacer lo que quiere de los hombres. Tras sufrir un accidente acude a su viejo amigo Frédéric, que la ayuda y desafortunadamente asume la culpa, siendo enviado a prisión. Tras fugarse e ir en su búsqueda, interactúa con el resto de personajes que se van ayudando entre ellos ya que todos tiene el mismo destino, Burdeos.

Allí las situaciones se desbocan, mostrándonos de paso el caos que produce estar en situación de guerra y cómo a algunas personas, no parece influirles mientras otras están en la calle sin tener a dónde ir.

Está muy bien la secuencia en la que Depardieu invita a comer a Yvan Attal, y uno de los comensales cree reconocerle como el asesino del hombre por el que fue encarcelado. Ese comensal resulta ser ni más ni menos, que el sobrino del fallecido y con estos ingredientes la trifulca está montada. Excelente elección de actor para ese personaje. También hay que destacar al personaje del señor mayor que vive en la casa dónde se quedan a vivir, y que lee apasionado la novela-diario que ha estado escribiendo el protagonista.

Los personajes que tienen que ser simpáticos resultan simpáticos, los que tienen que ser desagradables (caso de la actriz que interpreta Adjani) son desagradables, en este caso mostrando el modo en que algunas mujeres solo viven para conseguir lo que quieren y como chupan de sus víctimas hasta obtener lo que quieren, para luego ir hasta otro objetivo, personaje totalmente opuesto al de la encantadora Virginie Ledoyen.

Veremos si es seleccionada en los Oscars, personalmente prefiero «Soldados de Salamina» de David Trueba.

Sobre el Autor: admin

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Introduce codigo: