Crítica de “300”

null

Por fin ha llegado a nuestras pantallas “300“, otra novela gráfica de Frank Miller, que se transforma en imágenes, tras la excepcional “Sin city“ de Robert Rodríguez.

Zack Snyder, quien nos encandiló con “Amanecer de los muertos“, vuelve a conseguir que la gente esté detrás de él, y ya se le empieza a llamar director de culto.

El argumento de “300“ es sencillo, Leónidas, rey de Esparta, acude junto a trescientos guerreros a defender el inminente ataque de las tropas persas de Jerjes. Para ello, y ante la abismal diferencia numérica de las tropas, acude a un punto estratégico de su geografía, el paso de las Termópilas.

A partir de aquí, y con otras líneas argumentales en medio, Leónidas y los suyos, nos ofrecen unas espectaculares batallas, mostrándonos que los guerreros espartanos están hechos de otra pasta, y más aún, cuando vemos los rituales a los que son sometidos en su juventud.

Snyder y Miller nos dan la posibilidad, junto a los efectos técnicos y visuales, de ver una nueva manera de hacer cine y de plasmar esa particular visión.

Escenas de una plasticidad bellísimas, así como otras más crudas, conforman esta obra, en la que los combates se mueven a caballo entre la cámara lenta y otros trucos, que harán las delicias de todos los aficionados a las películas épicas.

Hay otros detalles que destacar, como el reparto, encabezado por Gerard Butler (Leónidas), Lena Headey (la reina Gorgo) y David Wenham, quien vuelve a este tipo de películas tras encarnar a Fáramir en “El señor de los anillos“.

Un punto negativo es el excesivo amaneramiento del Rey/Señor de los persas, Jerjes, interpretado por Rodrigo Santoro, quien, a parte del negativo doblaje, se nos muestra en alguna situación un tanto cómica, en la que el rey espartano le da la espalda, al tiempo que este dominador del oriente, le pone sus manos en los hombros y le suelta una perla de diálogo.

Salvo esto, y alguna criatura que podría estar más conseguida, véase al jorobado espartano, el diseño de vestuario, la dirección artística y sobre todo la imagen y estilo visual conseguido, hacen de “300“ una película que nadie debe perderse.

8 comments to “Crítica de “300””

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Sí. Abre una nueva manera de hacer cine, sobre todo en cuanto al cine de entretenimiento. Y con Jerjer, no sé si queriendo o sin querer, lo cierto es que se han topado con un personaje que también ha dado lugar a todo tipo de comentarios.

    Un abrazo !

  2. Desde luego, una sorpresa que no me esperaba: sinceramente, me temía algo peor, pero Snyder no nos ha fallado. A ver qué hace con “Watchmen”…

    Un saludo!

  3. Antonio Lanza says: -#1

    Gran espectáculo visual,en el que se plasman espectaculares escenas de batalla salpicadas todas ellas de mucha sangre, pero sin llegar a herir la sensibilidad del espectador.

  4. Chocho, un amigo me ha dicho que los espartanos están pá hacer un break en plena batalla y ponerse uno a uno a hacerles un trabajito fino. ¿Es verdad, chocho?

  5. bienvenida Chirvi,

    Pozi. Están para hacerles de todo (según orientación sexual), aunque si no, ya está ahí Jerjes para disfrutar de ellos.

  6. Buenas Alvaro,
    cuanto tiempo tio!
    me he sentido aludido por aquel comentario sobre los que visitamos tu página y no dejamos comentarios… pero como excusa he de decir que debido a un cambio de compañía llevo como un par de meses sin conexión en casa (y lo que me queda.
    Pues en fin sólo te escribo para aprovechar y saludarte y ya que has sacado el tema de “300” diferimos un poco en las opiniones respecto a esta peli y te animo a leer el comentario que hice al respecto en mi espacio (lo hice en un ciber deprisa y corriendo)y si te animas a dejar algún comentario digno de un cinéfilo como tú.
    Pues nada a seguir rodando!
    Salut!

  7. jeje y tanto, ya se te echaba de menos x aquí.

    Ahora me paso, y leo tu comentario sobre “300”.

    Un abrazo.

  8. pelicula basura,poco dinero gastado y mucho beneficio,bochornoso

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.


TOP