Sesión de inspiración. Bodas en Santander, Cantabria

¿Te casas en 2017? Os dejamos unas imágenes y el vídeo de la sesión de inspiración que hicimos en el Hotel Palacio de Arce, ubicado en Cantabria.

Podéis ver el vídeo completo aquí y aquí.

¿Quieres tener el mejor recuerdo del día más importante de tu vida? En Álvaro Oliva Films te realizamos la película de tu boda. Consúltanos sin compromiso.

Os invitamos a ver nuestra nueva página web dedicada: Oliva Bodas. Fotografía y vídeo de boda en Santander, Cantabria.

Sesion boda Alvaro Oliva _0017

Sesion boda Alvaro Oliva _0016

Sesion boda Alvaro Oliva _0015

Sesion boda Alvaro Oliva _0014

Sesion boda Alvaro Oliva _0013

Sesion boda Alvaro Oliva _0012

Sesion boda Alvaro Oliva _0011

Sesion boda Alvaro Oliva _0010

Sesion boda Alvaro Oliva _0009

Sesion boda Alvaro Oliva _0008

Sesion boda Alvaro Oliva _0007

Sesion boda Alvaro Oliva _0006

Sesion boda Alvaro Oliva _0004

Sesion boda Alvaro Oliva _0003

La sesión #wild&romanticlove estuvo organizada por Lago Eventos. Con Tomy Company Peluqueros, Mandala, Entreflorescantabria, Dulce Momento, Altamar Studio, Alma de Boda, Manuel Castaño Vaquero, Leyre Ruiz De Villa y Santi.

Crítica de Rogue One: una historia de Star Wars

starwars-rogue-one

Por fin nos ha llegado a las pantallas el primero de los spin off de Star Wars. Dirigido por Gareth Edwards (“Godzilla”, “Monsters”), la nueva historia se centra en la misión de un grupo de rebeldes que tienen que conseguir los planos de la estrella de la muerte. Por lo tanto, históricamente se sitúa justo antes del Episodio IV, “Una nueva esperanza”. Título con el que juegan en esta historia y que logran conectar de manera acertada.

La película tiene muchos factores positivos, como por ejemplo la aparición de nuevos planetas y criaturas, algo que fans y críticos echaron en falta en el Episodio VII, grandes batallas y guiños en momentos puntuales. También cuenta con un nuevo robot, el cual aporta ese humor típico de la saga y que es clave en muchos de los momentos. No obstante, la película arranca con un hecho que ya no logra meter al espectador de la misma forma, por lo menos a mí, que en anteriores ocasiones; y es la falta de la música y las letras alejándose por la pantalla de la manera que todos estamos recordando en nuestra memoria. Un momento que pone, en muchos casos, los pelos de punta del fan y del que aquí carecemos.

La historia es bastante simple, lo cual no es negativo, y nos adentra en el mundo Star Wars combinando con acierto lo clásico con partes novedosas. Uno de los momentos álgidos de la película es la aparición de Darth Vader, uno de los malos más emblemáticos de la historia del cine y que proporciona algunos de las partes más significativas de este Spin off. También hay que destacar la interpretación virtual de Peter Cushing, interpretando de nuevo al gobernador Tarkin. Y es aquí, en el apartado actoral, en el que hay uno de los mayores bajones de la película. La pareja protagonizada por Felicity Jones y Diego Luna no logra conectar con los espectadores ni crear esa química que sí que tuvieron en “El despertar de la fuerza”, la pareja compuesta por Daisy Ridley y John Boyega. La mayoría de personajes no logran que nos preocupemos por su devenir, estando ante un infierno de batallas y dificultades que sin embargo no nos llegan a preocupar de la manera en que debieran.

En esta nueva propuesta, la banda sonora corre a cargo de Michael Giacchino (“Lost”, “Up”).

En definitiva, “Rogue one: una historia de Star Wars” logra ser un buen puente para el “Episodio IV”, con grandes batallas y momentos muy épicos pero que no logran conectar del todo con el espectador.