Enigma en el Opium de Santander

El próximo miércoles 1 de agosto, vuelven las sesiones de cortometrajes en el Opium (junto a la iglesia de Santa Lucía y la plz. Cañadio).

BLOQUE 1 – 21:00
«Mi tío Paco« de Tacho González – Premiado en Medina del Campo, Carmona, Islantilla, Granada, Selva del Camp… 12m
«Los ojos de Alicia« de Ugo Sanz – Una mujer amordazada, encapuchada y atada se despierta en una habitación blanca y sucia oyendo: «Â¿Quieres morir, Andrea?». 9 m
Descanso 10/15 minutos
BLOQUE 2 – 21:35
«Corrientes circulares« de Mikel Alvariño – Premiado en varios festivales de toda España. Hay corrientes circulares que nos unen… 11 m
«Equipajes« de Toni Bestard – Nominado a los Goya y con 17 premios desde su estreno en Octubre de 2006. 10 m
Descanso 10/15 minutos
BLOQUE 3 – 22:10
Corto cántabro: «Enigma, Cantabria profunda» de Álvaro Oliva – ¿Sería posible la existencia de tribus indígenas en los bosques de Cantabria? 7 m
«Coming to town» de Carles Torrens – Primer Premio Fotogramas 2007. ¿Qué te parece ver en pleno Agosto un corto sobre el lado oscuro de la Navidad y Santa Claus? 14 m
TOTAL PROYECCIÓNHORA ESTIMADA DE FIN: 22:30, según la duración de los descansos 1h 03m

Actuando

El pasado domingo volví a hacer mi pinitos delante de las cámaras.

Tras haber participado en varios cortometrajes («El músico«, «Esperanzas«, «La caja de los sueños«, «Tenemos ascensor«, «Plaza 63« o «La teoría de los 2 cigarros«) esta vez tuve que encarnar a otro personaje curioso, un sacerdote.

El corto se llama «Cuestión de fe«, está producido por Cantabria Visual, protagonizado por Roberto Jubete y Patricia Mediavilla y dirigido por mi tocayo Álvaro García.

Torrelavega fue el escenario del rodaje, y muchos viandantes se quedaron contemplando la grabación. Entre ese selecto grupo de espectadores, se encontraban señores mayores, niños, resacosos etc. Y digo resacosos, porque desde las 8 y pico de la mañana, uno se podía encontrar con algunos «fiesteros».


¿Qué será lo que hacemos todos ahí?


Víctor Lamadrid, Agustín de Leiva y Pedro Morales


los sacerdotes en acción


Junto a los dos intérpretes

Cambiando de tema, David Casas (mi ayudante en «Foxy Lady») me ha dicho que salgo en la revista Interfilms, aunque no he podido verlo.

28 semanas después

Juan Carlos Fresnadillo vuelve a los cines y logra salir por la puerta grande.

Si ya con su cortometraje «Esposados« se dio a conocer, y posteriormente con «Intacto« demostró de lo que era capaz, con «28 semanas después« nos regala una secuela que bien podría incluirse en el selecto club de «segundas partes mejores que las primeras».

El argumento es sencillo, y nos cuenta la situación de Londres veintiocho semanas después del brote de «ira» que hizo estragos entre la población, y que pudimos ver en «28 días después«.

Con un inicio de película frenético, rápido y angustioso, Fresnadillo nos coloca en la piel de Don (Robert Carlyle), y en cómo vivió el brote y lo que tuvo que dejar atrás.

En ese arranque se nos muestran algunas imágenes muy impactantes y con gran fuerza, como la carrera que tiene que darse Don por las praderas, mientras cientos de zombies le persiguen.

Posteriormente ya se nos presenta la situación actual, al resto de personajes y vamos viviendo los acontecimientos que se desatan tras el nuevo brote infeccioso.

Dejando de un lado las posibles lecturas sobre la situación que acontece en Inglaterra, y los problemas que se originan en las familias, gobiernos y demás dilemas morales, Fresnadillo opta por mostrarnos una película muy rápida, en la que abunda la cámara en movimiento y el grano en las imágenes, dándole un toque más cercano en algunos momentos.

Otra virtud es el uso de la cámara subjetiva, ya que nos coloca en la visión de los protagonistas, especialmente en la escena en que los niños y la mujer bajan por las escaleras del metro, totalmente a oscuras y únicamente sirviéndose para ver de la mirilla infrarrojos del arma que llevan. En esos momentos me recordó a «El proyecto de la bruja de Blair«, cinta que logró alcanzar un realismo y angustia pocas veces conseguida anteriormente.

El guión y la historia flojean en algunas situaciones, pero Fresnadillo logra salvar sin que se resienta excesivamente la película.

La ausencia de gente, las aglomeraciones, las decisiones de los altos mandos y de los francotiradores, el viaje por una desértica Londres a bordo de un ciclomotor o la carnicería del helicóptero, son algunas de las secuencias que conforman «28 semanas después«, y que hacen que la temática zombie continúe su resurgimiento, tras las recientes buenas propuestas que nos hemos ido encontrando.

Esta secuela hará las delicias de los aficionados al género y de todos aquellos que quieran ver una propuesta interesante y consecuente con lo que pretende.

Shrek Tercero

De nuevo nos llega el simpático Ogro verde envuelto en otra aventura rodeado de su séquito, compuesto por Asno y Gato con Botas.

«Shrek Tercero« baja el nivel alcanzado con las anteriores propuestas, ya que la historia sufre algunos altibajos que resienten la estructura global, pero aun así, Chris Miller nos muestra partes muy interesantes, como el reclutamiento por parte de Encantador en la taberna de los «despojados», o malos malísimos de los cuentos clásicos, o su presentación como actor de café teatro.

El sueño de Shrek convirtiéndose en padre, la subtrama de Asno y Gato con Botas, el lecho de muerte del Rey, y algunas otras secuencias, hacen que acercarse hasta las salas para ver esta película no sea en balde, pero los más exigentes se sentirán un poco decepcionados con esta aventura.

Los efectos siguen por sus fueros, logrando crear unos reinos muy buenos, y unas puestas en escenas a modo de teatro (acto final) muy logrados, por lo que en ese aspecto encandilarán a los espectadores.

La banda sonora esta formada por temas de Harry Gregson-Williams compuestos para la ocasión, así como un buen número de canciones que completan esta obra.

En definitiva, la originalidad y frescura que supuso «Shrek« nos queda en un lugar muy muy lejano respecto a esta tercera entrega.

Noticias

Ya he regresado de mi visita por la ciudad condal, y entre tantas carreteras y termómetros que superaban los 35º centígrados, me encontré con una estampa muy conocida por todos.

Todo ha ido muy bien, incluida la proyección de «Foxy Lady«, en la que pude reencontrarme con viejos amigos.


Miguel Ángel García Arjona – codirector de la escuela Estudio de cine – y Luís Punto.


En una terraza junto a Arnau Bataller – compositor de la música – tras la proyección.

Hace un par de días, me informaron de que estamos en la sección oficial video del 16º Festival de cortometrajes de Madrid, que se celebrará del 11 al 18 de septiembre.

null

Esperemos que sea el comienzo de una larga carrera festivalera.

A su vez, «Enigma: Cantabria profunda« vuelve a expandir sus horizontes, y los próximos días 19 y 24 de julio podrá verse dentro de la muestra de cine Playtime en el bar Zapping de Valencia (c/Las Danzas «“ junto Plz. Del Tosal «“ A partir de las 20:30h).

Por último, me comentaron que salía en la revista Calle 20, así que busqué por Internet y bingo.

He de decir que no pude ver a Woody (la verdad es que ni lo intenté) pero aquí os dejo una foto que me han mandado al mail.

A Barcelona

Los próximos días no creo que haya muchas novedades en este blog, debido a que me marcho a Barcelona.

Entre otras cosas, haremos una nueva proyección de «Foxy Lady«. Ya os contaré lo que piensa el público catalán sobre mi último trabajo.

Puede que el miércoles 11 se haga otra, pero está pendiente de confirmarse.

El tiempo para acudir a las salas también habrá que sacarlo, y más, con ese blockbuster que es «Transformers« y que caerá seguro, al igual que alguna otra propuesta cinematográfica.

De todo ello daré cuenta por aquí, mientras esté en Barna o a mi vuelta en Santander.

Como diría Truman: Buenos días… y por si no volvemos a vernos hoy: buenos días, buenas tardes y buenas noches.

PD: Y mientras, el maestro Woody Allen estará rodando por la ciudad condal.

Metallica en el BBK Live

Metallica (pese a los años) siguen dando conciertazos, y buena prueba de ello fue el del pasado viernes.

Alrededor de dos horas y media, sumado a las ganas que pusieron, hicieron que alrededor de 40.000 personas se quedasen flipados.

La verdad, es que hubo demasiada gente y la organización fue el punto negro del evento, ya que para volver se produjeron interminables colas para poder coger uno de los autobuses que te llevasen al BEC o a San Mamés.

Lo mismo pasó al llegar, pero eso no lo viví ya que llegamos con tiempo suficiente para coger la pulsera y tumbarnos bajo la sombra a beber y comentar. Pero la gente que lo vivió puede dar fe de las horas que esperaron para poder subir, y menos mal que Incubus tocaron los últimos, porque si no, también se los hubiesen perdido.

Era impresionante ver las riadas de gente, que no paraban de entrar, y una vez allí, ver toda esa explanada repleta de cabezas.

Metallica comenzaron su show alrededor de las 23.20h, con la inolvidable partitura de Ennio Morricone, al tiempo que por las pantallas gigantes se veía a Clint Eastwood. Una pasada, que siguió con Creeping Death y a partir de ahí, la fiesta y la locura.

Como pega particular, «Fade to black« y alguna otra como «Motorbreath«, ausencias que hubiesen hecho las delirias del respetable, pero que 21 años después toquen el Master of Puppets ENTERITO, es para quitarse el sombrero.

Lo siento por los fans de la última hornada (Load, Reload…) pero poder escuchar todos esos clásicos es (como diría Jesulín) IM PRESIONANTE.

SETLIST:
01 – The Ecstasy Of Gold + Creeping Death
02 – For Whom The Bell Tolls
03 – The Four Horsemen
04 – The Memories Remains
05 – The Unforgiven
06 – Battery
07 – Master Of Puppets
08 – The Thing That Should Not Be
09 – Welcome Home (Sanitarium)
10 – Disposable Heroes
11 – Leper Messiah
12 – Rob Trujillo Bass Solo + Orion
13 – Damage, Inc.
14 – Sad But True
15 – Kirk Hammet Guitar Solo + Nothing Else Matters
16 – One
17 – Enter Sandman
18 – Nueva Cancion
19 – Seek & Destroy

Aquí os dejo un extracto de Orion.

Y aquí el One con toda su pirotecnia.